Sale2017HealthLiteracyMonth.png

El Asesor de Comunicación en Salud™

Sistema requerido: Microsoft Word XP/2002, 2003, 2007, 2010, o 2013 (en PC o en Windows para Mac)

¿Existe algún problema con la comunicación en salud?

A la mayoría de las personas le gustaría poder seguir las instrucciones médicas para el cuidado de su salud. Es decir, si pudieran entenderlas.

Sin embargo, más de 300 estudios demuestran que los materiales relacionado con la salud superan considerablemente el nivel de capacidad de lectura de los adultos en los Estados Unidos, especialmente los 73 millones con bajo nivel de alfabetización en materia de salud.

¡Contamos con una solución!

El Asesor de Comunicación en Salud (ACS)—(Health Literacy Advisor (HLA) en inglés)—es el primer software interactivo del país diseñado para mejorar la legibilidad de los textos sobre salud:

  • Funciona directamente con documentos de Microsoft Word.
  • Califica la legibilidad de un documento mediante seis índices de legibilidad, los cuales fueron adaptados al idioma español y validados por sus propios autores.
  • El programa limpia los documentos—ignora las viñetas, títulos, subtítulos, números de teléfono, direcciones, direcciones de correo electrónico y direcciones Web—antes de evaluarlos para producir resultados precisos de legibilidad.
  • Ofrece la función "Buscar y Reemplazar" para encontrar palabras difíciles de entender y reemplazarlas con alternativas en lenguaje sencillo.

El Asesor de Comunicación en Salud es una herramienta informática revolucionaria que ayuda a los comunicadores a evaluar, estandarizar y producir información clara sobre salud.

Los índices de legibilidad y el Asesor de Comunicación en Salud

El ACS aplica seis índices de legibilidad, lo que ofrece flexibilidad a los usuarios al momento de simplificar la información sobre salud.

Índices de legibilidad para los documentos en español:

  • Fórmula Basada en Fry (Gilliam-Peña-Mountain)
  • Läsbarhetsindex índice(LIX)
  • Índice de Tasaproporción de palabras y oraciones largas (RIX)
  • Fórmula del Nivel de Grado de Crawford
  • Fórmula de Facilidad de Lectura de Flesch (Huerta-Fernández)
  • Índice de SOL (SMOG en inglés)

Índices de legibilidad para los documentos en inglés:

  • Fry-Based Electronic Readability Formula
  • Gunning-Fog Index
  • Flesch-Kincaid Grade Level
  • Flesch Reading Ease Score
  • Precise SMOG
  • Automated Readability Index (ARI)
  • Coleman-Liau Index
  • New Dale-Chall Formula
  • FORCAST Readability Formula

Cómo obtener el Asesor de Comunicación en Salud

Este software sólo otorga una licencia por usuario por año. Puede hacer clic aquí para comprar el software en línea. Para más información contacte a .

¿Qué es la alfabetización en materia de salud?

La alfabetización en materia de salud es la capacidad de leer, entender y actuar en función de la información de salud. Healthy People 2010 define la alfabetización en materia de salud como “el grado en que las personas tienen la capacidad de obtener, procesar y entender la información básica de salud y los servicios necesarios para tomar decisiones apropiadas.”

Si no se le presta la debida atención, el nivel bajo de alfabetización en materia de salud seguirá afectando negativamente la salud de los consumidores, los resultados de índole médica y los costos de la industria de la salud, con estimaciones que ascienden a $236 mil millones de dólares anuales.

Una solución crucial es la de mejorar la legibilidad de la información sobre salud. Una de las técnicas para desarrollar material “legible y comprensible sobre salud” es redactarlo en lenguaje sencillo.

¿Qué es el lenguaje sencillo?

Brevemente definido, el lenguaje sencillo implica la utilización de expresiones simples mediante el uso de oraciones completas y las palabras correctas. Es una manera de escribir de forma inteligible y de decirle al lector exactamente lo que necesita saber, omitiendo palabras, hechos y expresiones innecesarias.

Algunas características del lenguaje sencillo incluyen:

  • Usar la voz activa.
  • Escribir en lenguaje cotidiano empleando términos y palabras comunes.
  • Escribir en un tono coloquial, de la manera en que las personas hablan regularmente.
  • Dirigirse directamente al consumidor utilizando “nosotros”, “usted” y otros pronombres personales.
  • Evitar expresiones idiomáticas y localismos que no todos los lectores podrían entender.
  • Evitar terminología y jerga médica, el lenguaje especializado que utilizan los profesionales en el campo médico, que no todos los lectores podrían entender.

Algunos de los beneficios del lenguaje sencillo son:

  • Facilidad para actualizar documentos.
  • Simplificación de la información para todos los lectores; ya que incluso los lectores más competentes prefieren el lenguaje sencillo.
  • Mejor comprensión del material; los lectores entienden los documentos y encuentran la información importante más rápidamente.